Brigada Ramona Parra

BRP3

Las Brigadas Ramona Parra (BRP) son grupos organizados de jóvenes muralistas, cuyo objetivo es plasmar, en diferentes espacios públicos, mensajes relacionados a la ideología política de la izquierda chilena. Poseen una estrecha vinculación al quehacer de las Juventudes Comunistas de Chile (JJCC) y, por extensión, a los lineamientos y propuestas formuladas por el Partido Comunista de Chile. De esta forma, es posible identificar a estas Brigadas como grupos de propaganda política comunista.

Los orígenes de las Brigadas resultan imprecisos, ya que algunos autores datan el inicio de sus intervenciones incluso antes del año 1965. No obstante, algunos investigadores han reconocido dos hitos que pueden ser considerados como fundacionales para esta agrupación: la realización en 1968 del VI Congreso de las Juventudes Comunistas de Chile del cual emanó la necesidad de articular grupos abocados a la elaboración de propaganda; y la “Marcha por Vietnam”, efectuada en 1969, que contó con la participación unas dos mil personas que se desplazaron desde Valparaíso a Santiago para exigir la liberación del país asiático. En aquella manifestación, jóvenes convocados por uno de los fundadores de estas brigadas, Danilo Bahamondes, se adelantaron a los manifestantes para realizar diversas intervenciones gráficas en el camino que une al puerto con la capital. Luego de ambos acontecimientos, se conformaron tanto en Santiago como a nivel nacional, cuadrillas organizadas que llevaban como nombre Brigadas Ramona Parra, en homenaje a una joven militante comunista asesinada en una manifestación realizada en Santiago el año 1946.

En sus inicios, el trabajo de estas agrupaciones se centró en la elaboración de consignas alusivas a la cuarta candidatura presidencial de Salvador Allende Gossens y al plan de gobierno propuesto por la coalición de la cual el último fue representante, es decir, la Unidad Popular.

Posterior a la elección de Allende en 1970, las Brigadas integraron a los lemas característicos de la campaña allendista, coloridos dibujos e imágenes representativas de los más variados componentes de la realidad nacional, tales como los trabajadores, la familia, la geografía de nuestro país, entre otras temáticas pictóricas, como forma de comunicar y celebrar la gestión realizada por el gobierno de la época.

Fruto de estas motivaciones se realizaron enormes murales que, además de intervenir el espacio público, evocaron la experiencia latinoamericana del muralismo. Sin duda, estas manifestaciones gráficas pasaron a formar parte importante del imaginario cultural de la época.

A este período corresponden la confección del mural “El primer gol del pueblo chileno” (1971) en la comuna de La Granja, en cuya elaboración participaron las BRP y el destacado pintor chileno Roberto Matta; una exposición de trabajos de las Brigadas en el Museo de Arte Contemporáneo (1971); y la realización de un mural en los tajamares del río Mapocho que contó con la colaboración de artistas plásticos nacionales como Gracia Barrios y José Balmes (1972). Sin embargo, en 1972, y debido al clima de agitación y polarización social imperante, las Brigadas se vieron obligadas a abandonar la realización de representaciones pictóricas (dibujos, paisajes simbólicos, figuras humanas, etcétera) para retomar la producción exclusiva de textos o frases simpatizantes al gobierno de la Unidad Popular, como estrategia de defensa del gobierno imperante y forma de comunicación alternativa a la prensa opositora, que en ese entonces deslegitimaba a la administración vigente.

BRP1

Inmediatamente después del Golpe de Estado de 1973 las intervenciones de estas brigadas fueron borradas y varios de sus integrantes fueron víctimas de la persecución política. Debido a las dificultades que significó el establecimiento de una dictadura militar, los trabajos de las Brigadas se circunscribieron casi exclusivamente a producciones gráficas en pequeño formato como folletos, panfletos, carteles, entre otros, los cuales circularon dentro de un acotado espacio de clandestinidad. Fue recién a finales de los ochenta, en víspera de la realización en nuestro país del plebiscito de 1988 que marcó la vuelta a la democracia, que estas brigadas vieron posibilitado el retorno al espacio urbano. Desde aquel entonces hasta nuestros días, las Brigadas Ramona Parra (BRP) elaboran un sostenido trabajo en distintas localidades del país.

BRP

Fuente: http://www.memoriachilena.cl/

Comenta desde Facebook